Janneth Trejo: “El teléfono móvil es una herramienta poderosísima y por eso nos tiene cautivados”

KELLY VALENCIA Y SANDRA VICENTE

La llegada de los teléfonos móviles a nuestras vidas ha revolucionado por completo nuestros quehaceres cotidianos y ha irrumpido con fuerza en la conformación de nuestras relaciones personales y profesionales con aquellos que nos rodean. Muchos son los que alertan de la dependencia que genera el uso constante de los estos aparatos, una dependencia que, según nos cuenta en esta entrevista  la comunicadora social y doctora en ciencias sociales Janneth Trejo Quintana, es relativa y depende de factores educativos, culturales y sociales.

Janneth Trejo Quintana

Nacida en México, es doctora en Ciencia sociales con mención en Sociología por el Colegio de México, Licenciada en

Janeth Trejo explicándonos una anécdota / Kelly Valencia
Janneth Trejo explicándonos una anécdota / Kelly Valencia

Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (México) y Maestra en Ciencias Sociales en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Ha sido investigadora del Seminario de Investigación en Juventud de la Universidad Nacional Autónoma de México y Asesora de políticas públicas y legislación sobre juventud mexicana para el sexenio 2012-2018. Actualmente es Profesora del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Vivir Desconectados (de ahora en adelante VD): Actualmente muchos niños disponen de un teléfono móvil a los diez u once años ¿De qué manera afecta el hecho de que se pueda acceder a los móviles desde una edad muy temprana?

– Janneth Trejo ( de ahora en adelante JT): La afectación puede ser positiva o negativa y eso depende muchísimo del entorno en el que los niños acceden a un teléfono celular, y por supuesto de la educación que reciban. Puede servir positivamente para el desarrollo de ciertas habilidades de los niños pero también puede ser un riesgo en algún momento.

“El uso del teléfono móvil puede ayudar a generar vínculos en muy poco tiempo”

VD: Hoy en día las relaciones virtuales han desplazado hacia un segundo plano los encuentros cara a cara ¿Cómo afecta la inserción del móvil en las relaciones personales?

– JT: El uso del teléfono móvil en las relaciones sociales puede ayudar a generar vínculos y diálogos en muy poco tiempo y muy rápidamente;  pero también de lo que muchísimas personas se quejan ahora es que estando en una misma mesa se rompe el diálogo entre las personas que se encuentran allí. En resumen: podría ser una herramienta útil y podría ser también una herramienta que dificulte, en algunas situaciones en particular, el diálogo o la relación entre las personas.

VD: La sociedad y sus tendencias tienen una fuerte influencia en nosotros ¿Cree que también ejerce una presión alta sobre para el uso y consumo de los teléfonos móviles y su sus aplicaciones?

– JT: No creo que exista como sociedad una presión para que uses el teléfono móvil y todo lo que viene con este dispositivo. Podría serte muy benéfico o podrías verte “presionado” a tener acceso a ese dispositivo; pero tampoco es del todo cierto, la mayoría tenemos teléfonos inteligentes y podemos acceder a Internet a partir de nuestro teléfono estando en la universidad, en el trabajo, en la calle, en el metro o en el tren; pero también es cierto que hay gente, como mi compañero de despacho, que ha decidido tener un teléfono que no se conecta a Internet y no tiene WhatsApp y no recibe sus emails en el teléfono.

Es decir, es muy relativo y quien ejerce la presión social sobre la otra persona, en realidad está haciendo gala de una serie de conceptos que trae en la cabeza y quien recibe esa supuesta presión puede responder a esa presión de tal o cual manera y eso depende de tu educación, de que pienses de los dispositivos, de cómo los utilizas y de qué tanto quieres depender de estos dispositivos. Tiene que ver con la gente que supuestamente hace esa presión social o la sociedad como un ente genérico y los individuos que respondemos de cierta manera ante esa presión que, insisto, es relativa.

Janeth nos explica los efectos de la depencia de los móviles en los jóvenes / Ricardo Ganier
Janneth nos explica los efectos de la dependencia de los móviles en los jóvenes / Ricardo Carniel

La dependencia social hacia los teléfonos móviles es relativa

VD: El uso del denominado Smartphone se ha extendido a todo el mundo ¿Considera que la dependencia hacia los teléfonos móviles  también es global o cambia  según los países y las culturas?

– JT: Esa dependencia es muy relativa y podría tener ciertos matices en las sociedades. Incluso me parece que podría tener ciertos matices dentro de una misma sociedad pero en diferentes ámbitos de esa sociedad; es decir, a lo mejor para unos chicos de la ESO  de cierta escuela privada o de cierto sector social si tiene cierta presión por las dinámicas sociales que hay entre chicos de esa edad. Pero de pronto un profesor universitario joven, de treinta años, en un entorno académico, simplemente esa presión le da igual.

En una misma sociedad pueden verse variedades de esa supuesta presión social, y luego en otras sociedades también cambiará, cambiaran los contextos y seguramente habrá grupos sociales o sociedades en dónde es incuestionable que tu tengas cierto número de dispositivos además del teléfono móvil y se entiende como algo natural porque hay cierto nivel adquisitivo, ciertas formas de producción social y de producción económica en esa sociedad. Pero también están otro tipo de grupos sociales en los que el dinero y los recursos materiales no alcanzan para tener acceso a un dispositivo telefónico, a un ordenador, a un portátil o conexión Internet; sino que son más restringidos y esos contextos también son importantes y siempre hay que considerarlos.

VD: Actualmente los jóvenes pasan la mayor parte del tiempo con los ojos pegados a la pantalla de su teléfono móvil ¿Considera que se dan cuenta cuando dejan de usar el teléfono conscientemente, es decir para usos puntuales, y cuando ya lo utilizan inconscientemente porque se ha vuelto una necesidad?

– JT: El grado de conciencia se va a desarrollar entre los chicos dependiendo del ambiente en el que se muevan y de la educación que reciban tanto en casa como en la escuela. Es más fácil que un chico de trece o catorce años  sea consciente o medianamente consciente de su forma de utilizar un teléfono celular si en la escuela le dan algún tipo de cursos, si los profesores les hablan de los usos que tiene el celular y en la casa también se le están diciendo. Ahora, ser consciente o saber que hay ciertos usos buenos, benéficos y positivos no quiere decir que lo hagamos.

Cada uno de nosotros vamos desarrollando ciertos límites, ciertos grados de consciencia para hacer uso de esta herramienta, que al final es eso un herramienta, pero es una herramienta poderosísima, que nos abre las puertas a muchas cosas y por eso nos tiene cautivados.

VD: El teléfono inteligente es utilizado en algunas escuelas como heramienta educativa ¿Piensa que este uso puede crear dependencia en los niños y jóvenes?

– JT: Creo que no. Considero que puedes depender tanto de esta herramienta como depender del libro de texto. Una herramienta puede ayudarnos a potenciar pedagógicamente las dinámicas entre el profesor y el estudiantado y en esa medida podemos sacarle muchísimo provecho. Pero claro, si el profesor no es capaz de dar su clase sin utilizar el pizarrón entonces se crea una total dependencia.

Que tengamos aparatos que el hombre ha desarrollado a través de la historia para que nos ayuden, en este caso específico en el ámbito de la educación es maravilloso; solo que la parte de construcción de una dinámica, de una serie de pedagogías que ayuden a que la relación entre estudiante y profesor esté más allá de los propios aparatos es fundamental, sea con el teléfono celular o con un pizarrón verde con tiza.

“No tenemos cohesión social y por eso todo el mundo está en su teléfono celular”

VD: Es evidente que el teléfono móvil se ha combertido en un elemento esencial en nuestra rutina diaria ¿Cuáles cree que son los componentes en la sociedad que hace que nosotros estemos cada vez más enganchados a los teléfonos móviles?

– JT: Hay muchas interpretaciones. Bauman diría que estamos en una sociedad líquida en la que cualquier paradigma se ha diluido y entonces ya no tenemos cohesión social y somos muy individualistas  y por lo tanto todo el mundo está en su teléfono celular; estés en una comida o estés en un concierto, no importa si estas solo o estas acompañado y de cuantas personas estés acompañado.

Sin embargo, me parece que aunque esta situación tiene una dimensión macro estructural, es decir, pertenecemos a un grupo social pero a partir de la modernidad nos damos cuenta de que dentro de ese grupo social nosotros tenemos un espacio propio en el que podemos conectarnos y desconectarnos con nuestro mundo social y elementos como ese están en esa clave macro estructural. También tenemos la otra parte que es lo micro, lo que tiene que ver con las decisiones más individuales, que nunca se desconectan de la parte cultural o macro estructural. Tiene que ver con decisiones propias y cuando estamos en una comida con amigos saber si eres de los que  prefieres ponerte a chatear con alguien que no está en la mesa o centrar tu atención en las personas con las que te encuentras.

Pero tampoco debemos asustarnos, ni tiene que ser algo que nos presagie el final del mundo en sociedad porque en el año 1800 la mayoría de personas que usaban el transporte público se encontraban consultando su diario sin mirarse los unos a los otros, trasladado a lo que pasa hoy más o menos es así, solo que se ha cambiado el diario por el teléfono celular.

Janeth Trejo nos explica la importancia de ser conscientes con nuestro uso de los teléfonos móviles / Ricardo Ganier
Janeth Trejo nos explica la importancia de ser conscientes en nuestro uso de los teléfonos móviles / Ricardo Carniel

Usar correctamente el teléfono móvil implica ser consciente de los peligros

VD: La mayoría de los jóvenes utilizan su Smartphone con demasiada frecuancia y sin la existencia de limites u horarios ¿Qué medidas se pueden utilizar para reducir la adicción a los teléfonos móviles en la juventud?

– JT: Creo que son medidas que tienen que ver con educación, y educación no necesariamente significa escuela; educación tiene que ver con ayudar a que las personas tengamos consciencia de las cosas que hacemos, como las hacemos, porque las hacemos y las consecuencias que tendrán nuestros actos, y para ello podemos utilizar cualquier medio; lo podemos hacer a través del arte, la música, el cine etc.; también a través de la familia, se trata de hacer evidente los potenciales peligros a los que te puedes afrontar si eres chiquito o incluso si eres grande, porque por ejemplo, hay muchos delitos que se comenten a través de internet ahora y los adultos no necesariamente tenemos información sobre eso. Una de las claves está relacionada con la información y la educación a través de diversos medios, tiene que ver con la escuela pero también pueden estar en otros espacios y para eso hace falta que diferentes actores de la sociedad se comprometan a hacerlo; todo esto tiene que ver con fenómenos sociales actuales que son tan complejos que diferentes actores tienen que participar en organizarlo.

VD: Debido a la relevancia que ha alcanzado el teléfono inteligente y la dependencia que genera ¿Considera que se ha convertido en un factor a estudiar a la hora de investigar una sociedad?

– JT: Son una herramienta súper importante, creo que el único peligro que le veo es que nos concentremos demasiado en estas herramientas que conocemos y nos olvidemos de todo lo demás; por ejemplo, chicos de grado universitario que no saben cómo buscar en una hemeroteca. Tiene que ver no solamente  con los hábitos de los estudiantes, también es una tarea de los profesores y es que a veces hay una división evidentes entre la generación de los profes y los alumnos; hay un choque generacional que no se termina de zanjar y por lo tanto estamos perdiendo la gran oportunidad de que las generaciones anteriores sean capaces de reconocer la última tecnología pero también perdemos la oportunidad de conocer como se hacía antes para sacar mayor provecho de todas las herramientas.

“El teléfono móvil y las tecnologías en general nos potencian”

VD: Todo el mundo habla de las consecuencias negativas del uso teléfono móvil ¿Hay algún aspecto positivo que aporte el uso de este en términos sociales?

– JT: Potencia muchas de las cosas que hacemos bien. Las tecnologías en general nos potencian, las cosas que hacemos bien son más evidentes pero las que hacemos mal también; una de las claves de esta época es que los roles sociales ,en particular en la escuela, se están trastocando de una manera que no habíamos visto antes, el profesor ya no tiene la verdad absoluta, nunca la ha tenido, pero ahora es más evidente que nunca y si yo como estudiante no soy capaz de sacarle provecho a estos dos mundos, es decir en donde un profesor se ha preparado por mucho tiempo para ayudarme a entender cosas que me van a servir para mi formación profesional y al mismo tiempo localizar otra información para complementar lo que el profesor me dio, estoy desaprovechando una gran oportunidad y creo que en la medida en que tanto los profesores,  como los estudiantes y también los diferentes actores que conforman la sociedad apuesten por un estímulo y una acción atendiendo a este fenómeno social que es avasallador podemos sacarle el mejor provecho.

Indudablemente el uso del teléfono celular se ha convertido en rutina en la vida de millones de jóvenes, sus relaciones con los demás giran en torno a las interacciones que les ofrecen las diversas aplicaciones que contiene su Smartphone y su visión del mundo está altamente influencia por lo que este pequeño aparato les ofrece. Por este motivo es muy fácil que acaben considerando al celular una herramienta indispensable en su día a día; no obstante, factores como la educación o  la consciencia personal pueden marcar la diferencia entre el uso correcto o incorrecto de este dispositivo electrónico.

La evidencia es que los Smartphones se están integrando en nuestro día a día como una vez lo hicieron otros inventos tecnológicos; la diferencia, es que este especialmente nos esta creando una dependencia que incluso afecta a esferas importantes de nuestra vida, como es la social; pero lo importante y lo que debemos recordar es que es tan solo en nosotros decidir el uso que le daremos, a este nuevo avance tecnológico.

Aquí os dejamos un gráfico de realización propia en el que podemos ver reflejado el uso que los jóvenes españoles le dan a sus teléfonos móviles:

Fuente: Cisco Connected World Technology Report (CCWTR).
Fuente: Cisco Connected World Technology Report (CCWTR)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Resumen entrevista a Janneth Trejo:

MENÚ DE ENLACES PARA PROFUNDIZAR SOBRE EL TEMA:

El móvil y las relaciones sociales

El impacto del móvil en nuestras vidas

La esclavitud del celular

Smartphone ¿droga entre los adolescentes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s