Andrew Funk: “Los móviles obviamente nos conectan, pero pueden desconectarnos de ciertas partes de nuestra vida”

SÒNIA PERALTA

Los móviles inteligentes han cambiado nuestra manera de relacionarnos y de promocionar nuestras marcas personales. Con las redes sociales podemos llegar a nuestro público y comunicar el mensaje que queremos desde dónde sea y en el momento que queramos. Esto lo sabe bien Andrew Funk, un emprendedor de Texas, EE. UU., con el que hablamos sobre qué supone el móvil hoy en día para las relaciones sociales y el social networking.

Andrew Funk

Andrew Funk // Sònia Peralta
Andrew Funk // Sònia Peralta

Estudió Literatura en Arizona State University, y llegó a España con poco más de 20 años. Su idea era aprender castellano quedándose dos años aquí y luego pasar dos años más en Francia para aprender francés, pero se quedó y ya no cumplió su plan inicial. En los últimos años, a parte de dedicarse a traducciones y hacer consultorías para empresas sobre networking, tiene su propia empresa, English Metas, dedicada a enseñar inglés y enfocarlo hacia la comunicación y el mundo empresarial.

En Twitter, su red social favorita, tiene miles de seguidores con los que intenta mantener una relación y ayudarles en sus habilidades en la misma plataforma, con la recién creada iniciativa TwitterTips.

– PERIODISTA: ¿Cómo has visto que ha cambiado tu alrededor gracias o a causa del móvil?

ANDREW FUNK: Antes mi oficina era un espacio en un centro de negocios y valía unos miles al mes. Pero ahora mismo mi oficina es mi iPhone. Pagué lo que vale el móvil y ahora puedo moverme mucho más y trabajar desde cualquier sitio del mundo. Esto es positivo y negativo a la vez. Negativo porque nunca paras de trabajar si no apagas el móvil pero al mismo tiempo positivo porque puedes trabajar desde cualquier lugar, es más económico y te da la oportunidad de estar conectado con la gente que te interesa cuando quieras.

– ¿Si no se apaga el móvil no se puede desconectar?

Es que no me interesa desconectar. Si no respondo es porque en ése momento no estoy pendiente del móvil pero en realidad mi objetivo es poder conectar siempre con la gente y ayudarles con su negocio y lo que están haciendo. Por lo tanto, yo creo que la decisión es apagar el móvil mentalmente o físicamente. En mi caso, yo lo apago mentalmente durante los ratos en que estoy haciendo otras cosas, pero siempre abierto a la comunicación.

– ¿El móvil nos conecta o nos desconecta?

Obviamente conecta, pero puede desconectar de ciertas partes de tu vida. Hace poco había un anuncio de Durex, creo que era, dónde la marca anunciaba una app para mejorar las relaciones sexuales y la gente estaba muy expectante a ver qué es lo que hacía. En realidad, era un remoto para apagar el móvil. Entonces, la cuestión es si dejamos que la tecnología nos domine o dominarla nosotros.

El uso profesional del móvil de Funk para hacer vídeos. // Mercedes Tur
El uso profesional del móvil de Funk para hacer vídeos. // Mercedes Tur

– ¿Cómo usas el móvil para tu vida profesional?

Las apps que más uso son la cámara, para hacer fotos y a veces publicidad, Instagram, dónde comparto fotos con los usuarios, después intento mejorar la calidad de las fotos con un filtro y comparto esto a través de Twitter o a veces por Whatsapp si quiero una cosa más personal. A veces también lo comparto en Facebook y LinkedIn. Lo que más utilizo son las redes, pero la agenda y el mail también son esenciales.

– ¿Prevés un futuro dónde el móvil sea aún más imprescindible?

Sí, claro. El tema es que somos novatos y no sabemos cómo usar el móvil. Yo creo que será algo más integrado, dónde ya no tengamos que pensar tanto y forme parte de nosotros. Están creando aparatos como el Apple Watch o las Google Glasses y yo creo que esto nos va a llevar a aprender a optimizar el uso de la tecnología sin tener que pensarlo tanto. La usaremos cómo, cuándo y dónde queramos. De momento lo hacemos a hostias y el resultado es el que es. De las personas que conozco en mi iniciativa “las redes sociales y tú”, unas comidas con gente que tiene negocios y quiere optimizar su marca en la red, nadie tiene una estrategia cerrada al respeto, y esto me preocupa.

Las redes sociales nos permiten gracias a los móviles inteligentes poder involucrar a nuestros seguidores desde cualquier parte.

– ¿Cuál es tu estrategia en Twitter y las otras redes sociales para que el público o los usuarios se involucren?

Empecé haciendo presentaciones de PowerPoint y cada día estoy pensando nuevas estrategias y prestaciones. Primero las planeo y luego las llevo a cabo. Ahora mismo tengo una plan que se llama Twitter Tips, en el que subo vídeos de no más de 40 segundos dónde doy consejo de cómo usar Twitter para profesionales o reto a mi audiencia a hacer una actividad. Todo tiene que estar muy planeado.

Hay gente que tiene una visión de la comunicación diferente a a mía, pero no dejo que ésta afecte mi habilidad como comunicador 

– ¿Qué respuesta tienes de los usuarios?

Un poco de todo. Hay gente que me agradece la ayuda y otras que se enfadan sólo porque les recomiendo. La semana pasada recomendé a mis seguidores dos usuarios y éstos me dijeron que por qué les recomendaba si ni les seguía, que era spam. Yo tengo muy claro que esto no es spam. Yo estudio las cuentas y recomiendo aquellas que creo que pueden aportar algo, a parte de que les hago publicidad a ellos, llegando a mis más de 12.000 seguidores en Twitter. En resumen, hay gente de todo, gente a quién le gustas y gente que no, pero yo estoy enfocado en ayudar a la gente que sí me sigue y me aprecia. Si a los que no le gusto desaparecen de mi red, puedo dormir tranquilamente por las noches.

– ¿Por dónde crees que vas a ampliar más tu marca?

A mí lo que me gusta más es Twitter y además hay menos restricción a la hora de comunicar que en Facebook o LinkedIn por ejemplo. Twitter es el que me permite llegar a mi objetivo, que últimamente son vídeos cortos y sencillos pero de calidad, si bien sigo usando las otras redes para otros propósitos. Creo que cada persona tiene una identidad digital diferente y se siente cómoda en un sitio u otro. Para mí, ése sitio es Twitter.

– ¿Crees que uno de los problemas es que la gente no diferencia entre ocio o entretenimiento y la parte más profesional en un móvil?

Bueno, si miras la palabra negocio, las cuatro últimas letras son ocio. Es imposible separarlo pero lo que hay que hacer es aprender a cómo usar el móvil. Personalmente, creo que hay ciertas cosas que son tonterías, como el Candy Crush, que me fastidian más que nada porque creo que son una pérdida de tiempo. Evidentemente, la gente puede hacer lo que quiera, pero pienso que necesitamos una formación para usar la tecnología de una manera que no nos afecte personalmente ni nos cree ningún tipo de fobia. Ahora, se cae un niño y a nadie le importa, pero se cae un móvil y la gente está pendiente.

“Las relaciones con las personas por móvil son igual que cara a cara”

– Supongo que una de las partes esenciales de que tu proyecto funcione son los contactos. ¿Cómo consigues que tus contactos sean viables?

Yo ahora mismo tengo unos 40.000 contactos y intento cuidar a todo el mundo. Evidentemente es imposible hacerlo todo de golpe pero sí que hay que estar muy abierto a la comunicación y responder a quién te pregunte. También creo que es importante que los contactos que tengo offline pueda llevarlos online. Al revés también funciona, quizá contactos que tengo online pueden servirme offline para no empezar de cero, Por ejemplo, el último Sant Jordi fui a ver a Boris Izaguirre y me reconoció gracias a mis perfiles en las redes sociales. Creo que lo más importante es saber a dónde quieres ir, crear una comunidad de seguidores y saber hablar y escuchar. Tener contactos no sirve de nada si no los usas, es como el móvil. No te sirve de nada si no lo enciendes. Lo más difícil de todo es cuidarlos, tienes que buscar la manera que se adapta a la mayoría de tu comunidad pero sin dejar atrás los que se alejan un poco. La estrategia tiene que ser pautada, con vídeos, fotos, conferencias… Pero lo realmente importante es pasar de los contactos a personas, porque una cosa es un contacto y otra la persona.

– Entonces puede empezar todo desde el móvil pero tiene que haber un contacto cara a cara.

Bueno, el móvil es una herramienta para empezar las cosas, nada más. Es una tecnología que hace de palanca para crecer, no es la única forma de comunicación. Por ejemplo, ahora, tenemos los móviles delante, en la mesa, pero estamos hablando cara a cara. Si que es verdad que nos hemos comunicado a través del móvil para llegar aquí, con Whatsapp, pero esto sirve sólo como precedente para la visita real. Lo que sí que hace el móvil, es hacerlo más fácil para conseguir nuestros contactos.

“Los móviles están en la mesa pero nuestra conversación es cara a cara” // Mercedes Tur

Las diferencias en comunicación entre países.

– ¿Crees que hay una diferencia grande entre cómo se usa el móvil aquí y en Estados Unidos?

(ríe). Sí. Aquí son novatos. Ya está. En España la gente tiene miedo de poner cara, si miras Twitter no hay ni dios que responda en vídeo. Yo por ejemplo no tengo ningún problema en responder en vídeo y al momento. No soy el más guapo ni el más feo, pero me da igual, no tengo ningún problema en exponerme al público. Aquí hay mucho miedo a exponerse, y en cambio en Estados Unidos la gente creo que está más acostumbrada a entender que si no sabes comunicar no vas a llegar a nadie. La gente aquí está preocupada por si da cierto dato personal en internet.

– La privacidad aquí aún es una asignatura pendiente.

Supongo. El otro día dando clase a chicos de Formación Profesional en Granada, uno de ellos no quería poner su móvil en Twitter por miedo a que alguien le llamara. Yo le dije que a nadie le interesa su número si no es que de verdad quiere saber más sobre su negocio o sus planes. Si no eres visible de cara a la gente, no eres nadie.

El móvil es entonces para la sociedad una herramienta más para poder llegar a más gente, y quizá facilita algunas relaciones, si bien muchas de ellas son débiles y se tienen que cuidar. Aunque somos novatos en esto, parece que cada vez más, la diferencia entre nuestro perfil online y offline se hará más pequeña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ENCLACES DE INTERÉS

Is social media sabotaging real communication?– Forbes

Don’t fear the network

Twitter’s Periscope app

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s